¿Cómo debe ser tu nutrición durante el embarazo?

Sin duda alguna llevar una buena alimentación es de suma importancia para todas las personas, pero en ciertas situaciones se debe tener mayor cuidado, ya que la salud se podría ver realmente afectada.

Uno de estos casos se da durante el embarazo, y es que en esta etapa la mujer más que nunca debe comer alimentos saludables, ya que necesita proteínas, hierro, calcio y ácido fólico mucho más de lo que los pudo necesitar antes de quedar en estado.

Por lo general las embarazadas necesitan alrededor de 300 calorías diarias más durante al menos los últimos seis meses, claro se debe ser consiente en que las calorías deben ser buenas, llenas de nutrientes necesarios para el bebé.

Ahora bien, para saber cómo debe adecuarse la alimentación a este estado lo ideal es que la mujer visite a un especialista en nutrición, el cual seguramente sabrá darle las recomendaciones necesarias, sin embargo, a continuación se mencionaran algunas de ellas con la intención de poder brindarles información que podrá servirles de orientación.

  • Comenzar a tomar vitaminas prenatales es de suma importancia, al usarlas la embarazada deberá asegurarse que contengan ácido fólico. Según las investigaciones de algunos científicos para prevenir los efectos del tubo neural, sería ideal ingerir colina, el cual es un nutriente poco conocido pero que se considera esencial para el organismo humano, puede conseguirse en los huevos, cacahuates, remolacha, germen de trigo, lentejas, arroz y muchos otros alimentos.

Hay quienes se vuelven obsesivas con este tema, lo cual está mal, ya que ingerir mayor cantidad de vitaminas no quiere decir que sea mejor, de hecho podría ocurrir todo lo contrario, y afectar al bebé, con usar sólo las necesarias es suficiente.

  • Una de las preocupaciones de muchas mujeres al quedar embarazadas es engordar, lo cual es perfectamente normal y aunque se debe tener cuidado con aumentar más de lo debido, que sería 1 kilo por mes, es esencial evitar las dietas para adelgazar durante el embarazo, de hacerlo podrían poner en riesgo la salud del bebé, además el subir de peso es una señal de que el embarazo va por buen camino.
  • Es normal que las náuseas y los vómitos hagan que la embarazada pierda el apetito, pero debe hacer el esfuerzo de comer al menos cinco veces al día comidas ligeras, así le será mucho más fácil poder digerirlas, es importante evitar saltar las comidas, incluso aunque no tenga hambre.

Leave a Reply