Conoce los beneficios del pescado azul

Es increíble la cantidad de alimentos que proporcionan numerosos beneficios al organismo, unos ayudan al corazón, otros al cerebro, otros al sistema digestivo y así podría continuar la lista.

En este sentido, los nutricionistas recomiendan la ingesta frecuente de pescado, en especial de los azules, de aguas frías, ya que son una fuente importante de proteínas de gran valor; vitaminas A, B1, D y E; sales minerales como el calcio; yodo; hierro; cinc, y de Omega-3.

Lo ideal sería poderlo comer al menos tres veces por semana, asado, a la plancha con quizás un poco de aceite o guisado. Lo mejor es evitar las grasas polisaturadas y los platillos con exceso de frituras, ya que estos aumentan los niveles de colesterol en sangre.

Sus beneficios son innumerables, pero para darle una idea de todo lo que pudiera conseguir tras consumirlo, mencionaremos algunos de los más destacados:

  • Ayuda a mantener la salud mental, por lo que en casos de depresión, estrés y algunas esquizofrenias, sería ideal consumirlo.
  • Gracias al omega-3 contribuye al mejoramiento de la concentración, proporcionándole una mayor capacidad de mantenerse atento y realizar de manera efectiva sus actividades diarias.
  • Por su alto contenido de magnesio, potasio y calcio ayuda a mantener los músculos y huesos saludables.
  • Ayuda a prevenir varios tipos de cáncer como el de colon, mamas y próstata.
  • Por sus propiedades antiinflamatorias, ayuda también con el dolor en las artritis reumatoides, el lupus, la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.
  • Gracias a su alto contenido de vitamina E resulta muy beneficioso para el cuidado de la piel y el cabello: favorece a las personas con dermatitis, con resequedad en la piel o del cabello, les aporta colágeno y previene que se dañen los tejidos.

No cabe duda que este tipo de pescado debe estar incluido en el régimen alimenticio de todas las personas, de tal manera es importante poder conocer cuáles son las especies de pescado azul a la hora de cómprarlo. Entre ellos están: el atún, la anguila, el boquerón, la caballa, el jurel, el bonito del norte, la palometa negra, el salmón y la sardina.

Al ingerir cualquiera de estas variedades podrá beneficiarse del omega-3, claro está si lo hace luego de haberlo cocinado por tiempo prolongado sus propiedades se reducen un poco, pero no hasta el punto de perder su eficacia e innumerables beneficios.

 

Leave a Reply