¿Por qué está mal saltarse el desayuno?

Desde la niñez se les enseña a las personas que la comida más importante es el desayuno, de tal manera es imprescindible evitar saltarlo. Según la opinión de los especialistas en nutrición su importancia se debe a que proporciona energía y vitaminas que servirán para el resto del día.

Lamentablemente son muchos los que tienen la mala costumbre de saltarse esta comida, bien sea por salir apurados al trabajo, por falta de apetito o por pretender bajar de peso, lo que no toman en cuenta es que al hacerlo son muchas las consecuencias que esto genera, y es que resulta vital para el organismo de todos contar con la energía suficiente para poder arrancar con las actividades del día.

Esta comida es tan importante que incluso el tipo de desayuno que vaya a consumir la persona debe depender del tipo de día que tendrá, es decir, qué tantas actividades deberá desarrollar, claro está, dependiendo del país en el cual se viva también dependerá el desayuno que se tome.

Son varias las razones por las cuales las personas deben evitar saltarse el desayuno, en este sentido a continuación mencionaremos algunas de ellas:

  • Cuando los jugos gástricos del estómago perciben que no hay alimentos comienzan a liberar ácidos, haciendo que las paredes del estómago se inflamen, generando gastritis.
  • Quienes poseen la falsa creencia de que saltarse las comidas los hará bajar de peso están totalmente equivocados, ya que son muchos los estudios que indican lo contrario. Uno de ellos afirma que saltarse el desayuno incremente las ansias por alimentos que te engorden, además al llegar la hora del almuerzo la tendencia es a ingerir una mayor cantidad de calorías.
  • El saltar el desayuno hará que la persona sienta un constante cansancio durante todo el día al no tener la energía suficiente.

En pocas palabras, el desayuno, cuyo significado es dejar de ayunar, regula el nivel de energía, hambre, ansiedad y alerta mental de todo el día. Pero es entendible que haya quienes tiene rutinas muy atareadas, por ello te mencionaremos algunos tipos de desayunos fáciles de preparar y que sin duda cumplirán el objetivo principal de proporcionar la energía necesaria:

  • Los cereales son una buena alternativa, claro está, siempre deben tener algún acompañante.
  • Una tasa de frutas resultará sumamente beneficiosa.
  • Preparar un sándwich sencillo le proporcionara los minerales, vitaminas y proteínas necesarios.

Leave a Reply